RIESGOS DE LA LIPOSUCCIÓN ABDOMINAL

Riesgos de la liposucción abdominal

Cualquier persona que desee someterse a un procedimiento quirúrgico debe de tener presente que siempre existen riesgos (pueden ser mínimos, pero existen). Por lo que es importante que se comprendan los riesgos que puede conllevar el decidirse por una liposucción; en este caso, en el área del abdomen.
Por ello, antes de abordar diversas consecuencias que pueden resultar con cierto grado de riesgo para el paciente, debemos de hablar de las razones para realizarse una liposucción abdominal.

 

¿Cuándo es recomendable realizarse una liposucción abdominal?

La liposucción abdominal es recomendable para personas que sufren de obesidad y de altos porcentajes de grasa en su organismo. Este procedimiento beneficia sobre todo a aquellas personas que, después de haber realizado diversas dietas y tras llevar a cabo actividades físicas orientadas a la mejora de su estado de salud, les resulta imposible el eliminar la grasa que se ha acumulado en su cuerpo; principalmente en el área del abdomen. Para ellas, la liposucción abdominal logrará eliminar las grandes cantidades de grasa en un breve lapso de tiempo; generalmente (y si la liposucción es correctamente realizada)sin presentarse ninguna complicación o riesgo para el paciente.

Riesgos liposucción abdominal

Tomando en cuenta lo anterior, aquí te presentamos algunos de los riesgos de la liposucción, que si bien no son habituales si la liposucción se realiza de la mejor manera, si pueden llegar a presentarse en algunos casos:

-Sangrado:

Es posible, aunque no usual, que el paciente, tras una liposucción abdominal, pueda presentar algún tipo de sangrado en el área donde se realizaron algunas incisiones. En caso de que esto suceda, seguramente el médico recetará analgésicos y antiinflatorios por alrededor de diez días. No suele suponer alto grado de riesgo para el paciente.

-Coágulos en la sangre:

Pueden llegarse a presentar coágulos en algunas partes del abdomen; generalmente vinculados con un procedimiento que dure bastante tiempo.

-Infecciones:

También, en contadas ocasiones, pueden presentarse infecciones en el área de las incisiones abdominales. Esto no debería ocurrir si la liposucción es realizada correctamente. En caso de que se presente una infección el médico recetará, seguramente, antibióticos; en casos extremos puede ser necesario una nueva cirugía.

-Cambio en la sensibilidad de la piel:

Esto suele ser normal en la mayoría de los casos de liposucción. La piel, en el área del abdomen, puede perder durante cierto tiempo la sensibilidad habitual; notándola adormecida o entumida. En casos muy escasos puede presentarse una pérdida total de la sensibilidad de la piel en ciertas regiones del abdomen; por lo que para este tipo de casos no existen tratamientos.

-Complicaciones por anestesia:

Este es otro riesgo que en caso de que la liposucción abdominal se realice correctamente no tiene por qué presentarse. Sin embargo, si el médico no tiene una correcta formación en la aplicación de anestesia; ya sea general o por intravenosa; puede conllevar en situaciones de alto riesgo para el paciente.

-Problemas para cicatrizar:

En ciertas ocasiones pueden presentarse cicatrizaciones anormales. Esto se debe principalmente, al estado del salud del paciente; por lo que puede aliviarse con algunos medicamentos o con una dieta orientada a mejorar la cicatrización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario