Liposucción abdominal sin cirugía

Existen diversos métodos desarrollados en años recientes que permiten que un médico cirujano lleve a cabo una liposucción abdominal sin tener que realizar procedimientos demasiado invasivos con el cuerpo; algunos de los cuales pueden resultar molestos; o bien, en cierto grado, perjudiciales para el organismo. Aquí te presentamos algunos de estos métodos que se presentan como opciones frente al procedimiento de liposucción abdominal realizado tradicionalmente.


- Carboxiterapia volumétrica:

Este procedimiento es una evolución de la carboxiterapia conocida tradicionalmente en el ámbito médico, el cual consiste en aplicar en el cuerpo dosis de CO2 (dióxido de carbono). Este procedimiento es 100% seguro, pues siempre se lleva a cabo mediante la ayuda de tecnología que permite controlar la velocidad del flujo, así como la cantidad de la dosis que se administrará a las regiones con más grasa.

La carboxiterapia volumétrica emplea CO2 porque este elemento ayuda a mejorar la calidad del flujo sanguíneo; optimizando de esta manera la circulación y la oxigenación de diversos órganos y tejidos.

- Quema de grasa mediante radiofrecuencia:

Así es, también existen procedimientos para eliminar grasa que funcionan con base en radiofrecuencia; este tipo de ondas producen que la grasa se elimine al ser quemada; además de que protege la piel y ayuda a que esta no quede flácida tras la operación.

Las ventajas de este método frente a la liposucción tradicional es que en la gran mayoría de los casos solamente requerirá de una sola sesión. Además, el procedimiento no es demasiado invasivo con el cuerpo, lo que resulta en que el médico cirujano seguramente no empleará anestesia y el periodo necesario de recuperación será mucho más corto; por lo que la persona que se someta a este procedimiento podrá regresar a sus actividades cotidianas en un breve lapso de tiempo.

- Eliminación de grasa mediante rayos láser:

Con este novedoso método se evitan los riesgos que conlleva cualquier procedimiento quirúrgico tradicional. Además, cuenta con la ventaja de ser un tratamiento muy poco invasivo con el cuerpo del paciente. Aunado a lo anterior, la eliminación de grasa mediante rayos láser logra que el organismo produzca nuevo colágeno (proteína necesaria para mantener la piel y los músculos en un óptimo estado).

Este procedimiento es una excelente opción para todas aquellas personas que no quieran sufrir las consecuencias de una liposucción abdominal tradicional, donde, en la mayoría de las ocasiones, tras la operación, la piel suele adquirir una apariencia de flacidez durante un periodo de tiempo. El tratamiento con el láser crea una piel firme, a la vez que deshecha toda esa gras acumulada a través del tiempo que el cuerpo humano no necesita.

Estos tres procedimientos han sido posibles gracias al desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas al campo de la medicina y de la cirugía estética; con el paso del tiempo se han convertido en verdaderas opciones para todas aquellas personas para las que la liposucción parecía el único camino viable a la hora de eliminar los excesos de grasa en el cuerpo. Como hemos mencionado, sus beneficios las respaldan, además de que resultan seguras para la salud del paciente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario