Mantenimiento de Ventanas de Madera


Cualquier producto de madera puede durar indefinidamente en perfectas condiciones de uso y estado general, si es mantenido correctamente. Actualmente la tecnología de acabados y protección de la madera se encuentra en condiciones de asegurar una larga vida a sus cerramientos, con un mínimo mantenimiento por su parte. Esto es debido principalmente a dos factores determinantes que influyen en la calidad y durabilidad de un acabado de madera.

Estudios de desgaste demuestran que la perdida anual de micraje mínimo en un acabado es de 8 micras por año. Esto es atribuible a cualquier acabado (sea de madera con productos al agua o con de base de poliuretano en aluminio, acero o pvc). Por tanto, la renovación es un hecho intrínseco a nuestra realidad y al desgaste normal de todo elemento frente a los agentes atmosféricos externos.

Mantenimiento de las ventanas de madera

Para garantizar su protección, las ventanas de madera requieren barnices o aceites protectores. Esta aplicación debe garantizar la protección contra los rayos solares, la humedad, el ataque de hongos e insectos, evitar las grietas y ser un retardante de llama. En el mercado peruano se han introducido los barnices ecológicos que se basan en aceites naturales de origen vegetal y no contienen agentes cancerígenos como los disolventes sintéticos o resinas de vinilo. Lo ideal es aplicar un barniz inodoro y de fácil mantenimiento, sólido al agua, ecológico y que respete la transpiración, veteado natural y textura de la madera. Los barnices de poro abierto, no cierran el poro de la madera permitiéndole respirar y sólo necesitan aplicarse de nuevo cada 5 años.

El mantenimiento y limpieza de las ventanas de madera debe considerar retirar el polvo acumulado con un paño suave y seco para no rayar la madera, pasar la esponja con jabón líquido y agua tibia, retirar el exceso y aplicar un aceite natural o un producto especial para madera. Frotar con un paño suave, esperar a que absorba. También revisar periódicamente y aplicar aceite a los mecanismos y herrajes de la ventana como las bisagras, los rieles, las manijas y pestillos verificando que estén bien ajustados. Además puedes revisar nuestra lista de expertos homify para encontrar a un especialista en ventanas quien te puede ayudar con el mantenimiento de las tuyas.


Limpieza y mantenimiento básico de Ventanas de Madera

Limpiar 1 ó 2 veces al año (primavera/otoño) tanto el bastidor como el marco de la ventana con un trapo seco impregnado con una mezcla del producto y agua (90% producto, 10% máximo de agua). Es importante usar sólo agentes limpiadores neutros, ya que los productos de limpieza que contienen disolventes o partículas abrasivas dañan la película de barniz. Recomendamos la utilización de “Sikkens Special Cleaner” o “T.Clean RR1050”, según sea el acabado.

Una vez seca la ventana procedemos a aplicar con una esponja una pequeña cantidad del producto de mantenimiento “Sikkens Maintenance Protector” o “T.Top+RR1250”. El producto seca y es absorbido en aproximadamente 15/20 minutos. Es importante no aplicarlo con luz directa del sol o sobre superficies calientes.

Ambos productos pueden ser sustituidos por otros de similares características para el tratamiento de la madera.


Mantenimiento de Ventanas de Madera a largo plazo

  • Toda ventana necesita mantenimiento especial cada 4/6 años aproximadamente. Esta reparación es fundamental para garantizar las máximas prestaciones de la ventana.
  • Dependiendo de la orientación, de la localización geográfica y de estar o no en la cara exterior, se debe repasar la ventana con mayor o menor frecuencia. Dicho repaso estará siempre sobre una horquilla de 3‐4 años en el caso de orientaciones sursuroeste (mucha luz solar) o localizaciones norte (mucha humedad) y 6 o más años si las ventanas tienen una orientación y localización en las que el sol y la humedad no son factores agresores significativos. 
  • La inspección visual es la determinante principal del momento idóneo de la renovación.

Proceso de aplicación

El proceso de aplicación es el siguiente:

  • Se protege el cristal con cinta adhesiva.
  • Se lija muy superficialmente la madera quitando los últimos restos de barniz de la capa de acabado. Nunca debemos llegar a quitar la primera capa de fondo/ante con características hidrófugas y fungicidas, es decir, no debemos llegar a ver la madera en bruto.
  • Se aplica el producto específico de acabado de la carpintería, el cual está registrado tanto en composición como en color en los archivos de Torinco. Esta información permanece a su entera disposición.
  • Las puertas de acceso, debido a su constante manipulación y uso diario, cuentan con un proceso extra que les confiere gran resistencia y protección frente al rayado.


Mantenimiento para las ventanas de madera


Para garantizar su duración, es importante llevar a cabo una serie de recomendaciones imprescindibles. Su mantenimiento pasa por protegerlas de las inclemencias y asegurar la estanqueidad.

Pintura y barniz

La pintura y el barniz ayudarán a proteger la ventana de los agentes externos. Por eso, hay que intentar aplicar una capa de esos productos con relativa frecuencia. Es importante hacerlo antes de que se produzca algún tipo de imperfección. Esperar a ver algún defecto para actuar puede ser demasiado tarde.

Para restaurar una ventana que ya está debilitada, todo nuestro trabajo recaerá sobre las bisagras, el marco de la ventana y los cristales. Con una esponja debemos lavar los cristales. Luego, tenemos que quitar la pintura vieja con la ayuda de una espátula. Con una lija de grano fino, podemos igualar las zonas donde la pintura tenga una incidencia distinta.

En última instancia, si la situación es muy grave y la ventana presenta zonas abiertas o podridas, lo más indicado será utilizar masilla o pasta de madera para cubrir esos huecos. Antes de hacerlo tendremos que retirar el polvo de la zona afectada. Después, lo último que nos quedará será aplicar una capa de pintura a toda la ventana, colocando antes cinta de carrocero en las uniones entre los cristales y la madera, todo ello para evitar que los vidrios se manchen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario